TÉCNICAS INFORMATIVAS Y COMUNICATIVAS EN LA ACTUALIDAD

El papel de la Metacomunicación

“Piensa como un hombre sabio pero comunícate en el lenguaje de la gente”, William Butler Yeats. He querido comenzar citando a William Butler Yeats debido a que en muchas ocasiones sobreestimamos el poder de  la comunicación, y no le damos la importancia que verdaderamente posee, y tiene sobre la sociedad, además de acarrear una serie de consecuencias ya sean positivas o negativas sobre la figura o actor que comunica y los receptores a los que influencia. Esta es una conclusión a la que por otro lado muchas empresas y organismos han llegado, malgastando recursos y tiempo en soluciones rápidas e inútiles, en vez de pararse a investigar junto a los verdaderos expertos en comunicación, es decir, periodistas, publicistas y comunicadores. Y con esto llegamos al tema que nos aborda hoy; la leyes de teoría de la información, especialmente la Teoría de la Metacomunicación, una ley que en mi opinión es de las más importantes y que hoy en día debemos tener muy en cuenta, pues en ella se encuentra la clave del triunfo comunicativo e informativo actual, basándonos en marcos, sistemas de conducta y escaladas.

Tomando como referencia el libro de Eva Aladro Vico: “Las diez leyes de la Teoría de la Información” (Editorial Síntesis, 2016) vamos a explicar las siguientes leyes: Teoría de la Re-mediación, Reversión, de forma más detallada la Teoría de la Metacomunicación, basándonos, además de en el libro citado anteriormente, en “Una teoría del juego y la fantasía” de Bateson, Gregory, en Pasos hacia una Ecología de la mente. Buenos Aires, Carlos Lohé, 1971. Y por último la teoría de Simetría y Complementariedad. Estas leyes junto con las 6 restantes son, tal y como señala Eva Aladro en dicho libro: “vitales para entender los distintos aspectos de la información, desde los profesionales a los interpersonales, pasando por el mundo de la mente intrapersonal e incluso los procesos de comunicación de masas”.

En primer lugar hablamos de Re-mediación, ya que cuando un medio nuevo surge podemos encontrar en él referencias o factores repetitivos de un medio anterior. Podemos decir por tanto que todos los medios tienen un antecedente o ancestro que les influencia. Un ejemplo de este sería internet, ya que es un medio aparentemente nuevo e innovador pero que contiene todos o la mayoría de medios anteriores y que podemos ratificarlo de manos de una de las personas más importantes y pioneras de este nuevo medio, Bill Gates, afirmando en repetidas ocasiones que: “Internet se está convirtiendo en la plaza del pueblo de la aldea global del mañana”. Debemos afirmar además que ningún medio surge de la nada. Además podemos relacionar esta ley con la teoría de la Combinación, que tal y como se aclara  en “Las diez leyes de la Teoría de la Información”: “toda información nueva es la combinación improbable de datos previamente conocidos. En muchos casos la información no es algo palpable u objetivo, sino que es algo que surge de elementos ya conocidos previamente”. Por otro lado encontramos la Ley de Reversión, todo medio pasado cierto tiempo produce algo que es peor que cuando no existía en el pasado, por tanto entendemos que en todo medio se observa una parte positiva y otra negativa, pero esta última no suele ser visible hasta transcurrido un determinado tiempo, cuando debido a diversos factores puede llegar a generar un caos que dificulta el fin para el que fue creado, no sólo no mejorando la situación si no que haciéndola completamente imposible o difícil de realizar. Como ejemplo se puede entender como medio el coche, un invento tremendamente útil para nuestra vida actual y mayormente de hace unos años, ha llegado un punto en el que tanta gente utiliza este medio que se forman atascos, que no sólo no ayudan a desplazarse, si no que vuelven la acción de desplazarse imposible, teniendo que mantenerse en el sitio minutos o incluso horas hasta que el atasco se soluciona.

En tercer lugar encontramos la Ley de la Metacomunicación, desarrollada especialmente en la escuela de Palo Alto, según la cuál toda comunicación tiene dos sentidos o aspectos: de relación y de contenido. La relación califica al contenido y existen dos niveles: uno que establece qué sentido tiene la información, define la situación, y otro que tiene información que circula en dicha situación, es decir, un nivel pone las bases en lo referente al sentido o fin de la información delimitando en que ámbito se encuentra dicha comunicación, y el otro está compuesto por la información o contenido que está circulando en la comunicación entre los actores. En la práctica hayamos estos niveles en muchos aspectos de nuestra vida, uno de ellos y cotidiano, podría ser observar a dos niños que juegan con espadas de madera, uno de ellos le da un espadazo al otro y éste se enfada, pasando de una lucha de espadas amistosa como diversión a una pelea entre ellos, la intensidad del daño seguirá siendo la misma prácticamente, lo que cambia es la relación establecida entre lo que es un juego y lo que es una pelea real. Según Bateson en “Una teoría del juego y la fantasía”: “La comunicación verbal humana puede operar, y, siempre opera, en muchos niveles contrastantes de abstracción. Estos forman una gama en dos direcciones desde el aparentemente denotativo. Una gama o conjunto de estos niveles más abstractos incluye los mensajes explícitos o implícitos en que el tema del discurso es el lenguaje. Los llamaremos metalingüísticos […] Al otro conjunto de niveles de abstracción lo llamaremos metacomunicativo”. Lo que establece esta relación es el marco de comunicación, es decir, el marco de comunicación es la delimitación que los actores establecen en su relación, enmarcan el sentido de la relación. El marco califica los signos que utilizamos en ella. Otro ejemplo práctico de lo que sería un cambio de marco de comunicación son los chistes, razón por la cual algunos expertos señalan dicho cambios de marco como uno de los factores que causan un estímulo en el receptor, en este caso generando la risa. Podríamos afirmar por tanto que nuestras emociones dependen del marco. En este ámbito y tal como señala Bateson: “la discriminación entre “juego” o “no juego”, como la discriminación ente fantasía y no fantasía, es ciertamente una función del proceso secundario del “yo”. Debemos señalar además que la interpretación del marco es vital en nuestra sociedad actual y que muchas enfermedades psiquiátricas se basan en no entender los marcos.

Los marcos de comunicación crean sistemas de conducta y escaladas. Encontramos una escalada cuando se produce un fenómeno extraño debido a la mala comprensión de la comunicación, y dentro de estas conviven dos marcos diferentes de la situación, entendidos por tanto de manera distinta por cada uno de los actores generando el no entendimiento entre ellos, y creando desaceleraciones de la comunicación en dicha situación debido a la incomprensión mutua. Eva Aladro Vico señala en “La influencia del espacio interpersonal en los sistemas de conducta colectivos”: “Cuando en una interacción los dos individuos pugnan por intensificar el dominio en su posición y por responder a los intentos de dominio del otro, surgen las escaladas comunicacionales de simetría”. Dicha incomprensión se puede encontrar además en relaciones entre personas de diferentes culturas, con un significado y sentido de las palabras y los gestos diferente al otro. Para comunicarnos de forma efectiva y tal como advirtió Tony Robbins: “debemos darnos cuenta de que todos somos diferentes en la forma en que percibimos el mundo y usar ese conocimiento como guía para comunicarnos con otros”. Existen muchos tipos de escaladas, por ejemplo hablamos de escalada fílica cuando en el caso del amor ambos se quieren pero los dos creen que no están dando lo suficiente al otro, tratando de dar cada vez más sin conseguir su objetivo, y no entendiendo la situación, otro ejemplo podrían ser las escaladas bélicas.

Por último en referente a la Ley de Simetría y Complementariedad cabe destacar que en los sistemas de conducta en los que no experimentamos una pérdida del equilibrio comunicativo tanto entre ambos niveles como entre los actores, hablamos de marco de comunicación de complementariedad. En estos sistemas los actores no desarrollan la misma acción, es decir, cada uno hace una cosa diferente creando un equilibrio y complementándose entre sí. Cuando en un sistema existe complementariedad las emociones no se escalan, no cambian. El equilibrio no debemos confundirlo con la homeostasis, pues tal y como indica Deavila Jackson en “La homeostasis familiar y el médico”:La homeostasis no es sinónimo del equilibrio estático. Implica, más bien, que un sistema está activo y que hay una serie de procesos en marcha para mantener dicho sistema relativamente estable”. Podemos encontrar ejemplos en relaciones entre cazador y presa o entre una persona introvertida y otra extrovertida, asumiendo cada actor un papel y comportándose acorde a éste, así se respeta el equilibrio y se complementan sin generar dichos cambios inesperados. Dichos sistemas son inertes, se resisten al cambio y pueden crear alta dependencia. En las relaciones los actos y sentimientos de dos o más personas se compensan, ya sea en el trabajo o en una relación amorosa, creando una especie de rueda cíclica.


Todas las teorías y leyes aquí expuestas forman la base de la comunicación interpersonal, una guía clave para la comunicación en nuestra actualidad y el futuro informativo en relación con los vínculos humanos tanto personales como profesionales y que dan mayor valor a un campo que ha sufrido en estos últimos años como es la comunicación, pero que no debemos obviar que es esencial y primordial en nuestras vidas, y termino con la frase citada al comienzo de este paseo por las teorías informativas de William Butler Yeats y que reconoce dicha importancia no sólo de pensar, si no de comunicar de forma correcta lo que pensamos, “Piensa como un hombre sabio pero comunícate en el lenguaje de la gente”.